La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, anunció que para ayudar los autónomos en la actual coyuntura económica se retrasará, al menos, un año la obligación de cotizar por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, así como por cese de actividad, para los trabajadores autónomos que inicien una actividad.

 

De esta manera, durante el próximo ejercicio 2013 seguirá siendo voluntaria la cotización, tanto para los autónomos actuales como para los nuevos que se den de alta en el régimen especial de trabajadores autónomos de la Seguridad Social (RETA).

 

La ministra informó de esta iniciativa especial para los emprendedores durante la clausura en Toledo de la jornada “Mujeres rurales: Motor del Desarrollo Sostenible”, organizada por la Asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural (AFAMMER).

 

La ministra afirmó que se trata de una medida que supondrá un ahorro anual de alrededor de 500 euros para los trabajadores autónomos, y de 300 para los Agrarios por cuenta propia “que inicien su actividad en este momento de crisis económica”. La novedad se articulará mediante una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado para 2013.

A %d blogueros les gusta esto: