El descuento comercial y la póliza de crédito sirven para financiar desfases de tesorería, pero tienen algunos inconvenientes. ¿Cómo evitarlos?

 

 

Desfase. En algunos períodos del año su empresa tiene desfases de tesorería, que suele financiar descontando efectos o utilizando el límite disponible de su póliza de crédito. ¡Atención! Pero estas formas de financiación tienen inconvenientes:

  • En ocasiones, su desfase es de pocos días pero se ve forzado a descontar pagarés con vencimiento posterior. Por ejemplo, usted prevé que en 40 días recibirá una transferencia, y para evitar los números rojos hasta esa fecha descuenta un pagaré con vencimiento a 60 días (no tiene pagarés con vencimiento más cercano). Apunte. En este caso pagará de forma innecesaria 20 días de intereses.
  • Respecto a la póliza de crédito, los bancos cobran comisiones por saldos no dispuestos. Además, si supera el límite de disposición, los intereses son muy altos. ¡Atención! Por tanto, si no calcula bien el límite necesario, la póliza puede salir cara.

Anticipo de facturas. Pues bien, sepa que, junto al descuento o la póliza, los bancos ofrecen otras alternativas para financiar desfases de tesorería. En concreto, pueden anticiparle el importe de algunas facturas todavía no vencidas, sin necesidad de que exista un pagaré o un documento que documente la operación (aparte de la propia factura, claro).

 

Ejemplo. Siguiendo con el ejemplo indicado más arriba, con un anticipo de facturas el banco le avanzaría el importe de la factura con vencimiento a 40 días que el cliente le va a pagar por transferencia, de forma que no pagaría ni un día de más de intereses; y en el momento de recibir el cobro, el crédito quedaría cancelado.

 

Análisis. Eso sí, el anticipo de facturas es una operación que los bancos analizan con especial cuidado. Al no existir un pagaré o letra firmados por el cliente, no existe la garantía adicional que suponen estos documentos. ¡Atención! Además, puede haber empresas que soliciten el anticipo de una misma factura en varios bancos, por lo que este tipo de financiación se concede a empresas conocidas y con clientes solventes.

 

El anticipo de facturas le permitirá pagar intereses sólo por los días exactos de desfase. Frente a la póliza, evita comisiones por saldos no dispuestos. 

A %d blogueros les gusta esto: